Noruega, un ejemplo a seguir

Noruega.- En un cambio total de política energética y ambiental, buscando contribuir a frenar el cambio climático, los cuatro principales partidos políticos de Noruega llegaron a un acuerdo para prohibir la venta de vehículos a base de gasolina y diesel a partir del 2025. Con esto fomentan el uso de autos eléctricos, que son actualmente únicamente el 17% de la circulación del país.

Actualmente el 24% de las ventas de autos nuevos en ese país funcionan con electricidad, siendo este el porcentaje más grande del mundo.

Otros países buscan aplicar la misma medida, como India y Holanda, pero hasta el momento Noruega es la vanguardia en cuanto a legislación en este tema. De alcanzar su meta Noruega se convertirá en el primer país en alcanzar las cero emisiones de contaminantes a la atmósfera debido al trasporte.

 

Otra medida, dada a conocer el año pasado, es la prohibición de circulación de autos en el centro de Oslo, la capital, para el 2019. Con esta medida se busca privilegiar a los peatones y ciclistas, para los que se han empezado a construir 56 kilómetros de ciclovía.

Además, Noruega se convirtió a principios de este mes en el primer país del mundo en prohibir
la tala de árboles
, tipificando la tala como delito. También el parlamento aprobó medidas para evitar que las compras de maderas del Estado no contribuyan a la deforestación de otros países.

Noruega tiene una calificación medioambiental de 9.2 en una escala de 0 a 10 en el índice Better Life de la OCDE, en donde supera por más de un punto al promedio del resto de los países.
No Comments

Post a Comment